Camino Inca 82 resultados
Problemas de salud
Haga clic para calificar el artículo
salud camino inca

Completar el Camino Inca no es tarea fácil. Durante la ruta es posible que se presenten problemas de salud. El inconveniente que más visitantes sufren es el famoso mal de altura, también llamado mal de montaña. Además pueden ocurrir ciertos accidentes producto de la caminata. Conoce cuáles son y cómo prevenirlos mejor.


Prevención de enfermedades en el viaje a Perú

  • Antes de realizar el viaje a Perú para completar el Camino Inca es recomendable consultar con su médico si existe algún inconveniente en realizar dicha caminata.
  • Esto especialmente para los adultos mayores de 60 años y las personas que sufren problemas cardiacos. Recuerde que el Camino Inca se lleva a cabo en una geografía montañosa de hasta 4,200 metros sobre el nivel del mar.
  • Así mismo, es necesario tener toda la información pertinente acerca del programa de vacunación en Perú. Si usted tiene ya suministradas algunas vacunas, le recordamos portar siempre su carnet respectivo.
  • Si viajará a la selva del Perú se le recomienda informarse acerca de la malaria y la forma de prevenirla. La malaria es una enfermedad que amenaza la vida, es fácil de prevenir, pero difícil de tratar. Algunas personas, especialmente en viajes de largo duración, prefieren vacunarse para prevenir dicha enfermedad.
  • Finalmente es importante presentar una alimentación saludable antes del viaje a Perú. También estar en una condición física buena. Si bien cualquier persona puede ir y completar el Camino Inca, una buena alimentación y un estado físico saludable ayudan mucho a completar la ruta sin contratiempos.

¿Qué problemas de salud son comunes en el Camino Inca?

Estos son algunos de los problemas de salud más comunes en la ruta:

  • Mal de montaña.
  • Deshidratación.
  • Moretones.
  • Lesiones musculares simples.
  • Esguinces.

El mal de montaña durante el Camino Inca

  • El mal de montaña es el principal problema de salud durante el Camino Inca.
  • Se estima que el 90% de personas que visitan Cusco padece los síntomas leves del mal de altura que son: dolor de cabeza, náuseas, fatiga, insomnio y, sobre todo, agitación excesiva al realizar esfuerzo físico.
  • Solo las personas que provienen de una región montañosa pueden soportar mejor los síntomas del mal de altura. De todas formas, los síntomas suelen desaparecer paulatinamente conforme la persona se adapte a la geografía de Cusco.
  • Después de 2 ó 3 días de aclimatación en Cusco los turistas pueden adaptarse mejor a la geografía del Cusco. Así se reducen los síntomas del mal de altura.
  • El punto más alto de la ruta es en el segundo día. Se trata del abra Warmiwañusca situado a 4,200 metros sobre el nivel del mar. Los dos últimos días la altitud disminuye y los síntomas del mal de altura también.
  • De todas formas para reducir los síntomas del mal de altura se recomienda beber bastante agua (no bebidas alcohólicas) y evitar las comidas con abundante grasa.

Algunos posibles accidentes durante la caminata

En líneas generales el Camino Inca es una ruta segura. Sin embargo, siempre hay posibilidad de sufrir algunos accidentes en el camino, como por ejemplo:

  • Deshidratación – El cansancio producido por los 39 kilómetros de caminos pueden causar deshidratación en los turistas. La temperatura máxima durante la ruta puede alcanzar los 23ºC. Por ello es recomendable beber abundante agua. Esto ayuda a mejorar el rendimiento físico de los visitantes.
  • Moretones – Los senderos construidos por los incas están hechos de piedra y tierra. Si bien estos se encuentran en buen estado de conservación, también hay tramos dañados por el paso del tiempo. Es así que algunos turistas suelen tropezar generando contusiones y moretones en rodillas y pantorrillas. Se recomienda usar bastones de punta de goma y zapatillas especiales en senderismo. Esto ayuda a prevenir posible caídas.
  • Lesiones musculares simples – El desgaste físico producto de la caminata puede generar lesiones musculares de diversos tipos. La mayoría son lesiones simples como calambres, estirones o contracciones. Se recomienda realizar la caminata según el estado físico de cada persona. No es buena idea sobre exigirse físicamente.
  • Esguinces – Las caídas o resbalones durante la caminata también pueden generar estiramientos o desgarros de los huesos, generalmente produciendo simples esguinces. Los guías turísticos cuentan con un equipo de primeros auxilios para ayudar al visitante a finalizar la caminata y buscar atención médica en el lugar más cercano.
Síntomas del mal de altura

Síntomas del mal de altura


Algunas recomendaciones saludables para la caminata

  • La radiación solar es alta en todo el Cusco. Por ello el uso de bloqueador solar se hace muy necesario. Recuerde que los rayos de sol son más fuertes en la altura. Si lo considera necesario, también es buena idea usar lentes de sol.
  • Los mosquitos pueden resultar no solo incómodos sino peligrosos en la ruta. En algunos casos estos insectos pueden transmitir enfermedades. Por ello es recomendable usar repelente contra mosquitos. También es aconsejable vestir polos de manga larga y evitar los pantalones cortos. Así tendrá el cuerpo más protegido contra sus picaduras.
  • Protéjase los labios contra la resequedad del clima andino. En cualquier farmacia puede adquirir ‘manteca de cacao’ que al ser untada en los labios, ayuda a prevenir la resequedad.
  • Masticar hojas de coca ayuda a los turistas a mantener las energías durante el Camino Inca. Esta hoja fue considerada sagrada en la época inca. Tiene propiedades estimulantes ayudando a combatir el hambre, la sed y el cansancio. Estas hojas pueden ser adquiridas en cualquier mercado de la ciudad del Cusco.

 

Por Inca Trail Machu Picchu - última actualización, 08-07-2021


Antes de emprender la aventura por los Caminos del Inca es necesario conocer ciertos detalles necesarios para disfrutar de la caminata en su plenitud.