Camino Inca 82 resultados
Efectos de la altura
Haga clic para calificar el artículo
altitud camino inca

El mal de altura lo sufren todos los turistas que arriban a Cusco. La razón son los 3,399 metros de altitud en que se ubica esta ciudad. Todas las personas que, de un momento a otro, pasan de una geografía llana a una montañosa de gran elevación; experimentarán el mal de altura. El Camino Inca a Machu Picchu atraviesa paisajes por encima de los 4,200 metros de altura. ¿Cómo prevenir este mal durante esta caminata? Conoce más en este artículo.


¿Qué es el mal de altura? ¿Cuáles son sus síntomas?

El mal de altura es una reacción natural del cuerpo de aquellas personas que pasan de una geografía llana a una geografía montañosa superior a los 2,400 metros sobre el nivel del mar (7,874 pies de elevación).

Esto se produce una reducción de la presión atmosférica y de los niveles de oxígeno en el cuerpo. A medida que subes más alto, el aire se hace más escaso. El corazón y los pulmones, tienen que trabajar el doble, para suministrar oxígeno, a los tejidos. Mientras, el corazón es la bomba, que hace circular la sangre, los pulmones cargan el oxígeno vital a los glóbulos rojos, para la entrega a los músculos, cerebro y otros órganos.

La demanda de los músculos depende del nivel de actividad, pero el cerebro necesita una gran cantidad de oxígeno (15 % del total). Si el cerebro carece de oxígeno por la velocidad con la que se ascendió y realizó un gran esfuerzo, va a tener los siguientes síntomas:

  • Dificultad para dormir
  • Mareo
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia
  • Náuseas o vómitos
  • Pulso rápido
  • Dificultad respiratoria al realizar esfuerzo físico.

¿Es grave sufrir mal de altura?

Afortunadamente los síntomas del mal de altura suelen mejorar a medida que la persona se adapte mejor a la geografía de elevada altitud en la que se encuentra.

Sin embargo, si no se toman algunas precauciones, los síntomas pueden empeorar. Estos son los grados de la enfermedad, desde leve a moderado y severo:

  • Mal de altura leve: es soportable y se puede controlar con un descanso y abundante agua.
  • Mal de altura moderado: es más incómodo y desagradable. Debido a que se presenta con vómitos, intensos dolores de cabeza y falta de aliento el mismo que se presenta incluso después de haber descansado.
  • Mal de altura severo: puede desarrollarse si se ignoran los síntomas del mal de altura moderado y se ingieren bebidas alcohólicas o alimentos muy grasosos. Entre los síntomas cabe mencionar la ataxia (pérdida de la coordinación muscular y el equilibrio) que puede producir: confusión, tos, rigidez o congestión pectoral, expectoración de sangre, tez pálida o grisácea, incapacidad para caminar en línea recta y dificultad respiratoria incluso en reposo.

¿Es posible sufrir mal de altura en el Camino Inca?

El Camino Inca es una ruta de senderismo que durante 4 días y 3 noches de campamento recorre 39 kilómetros de caminos incas a lo largo de la Cordillera de los Andes hasta arribar a Machu Picchu.

El punto más alto de la caminata es el ‘abra Warmiwañusca’, situado a 4,200 metros sobre el nivel del mar. El punto más bajo es el pueblo de Aguas Calientes a 2,040 metros sobre el nivel del mar.

Debido a la altitud que recorre es normal que los turistas padezcan algunos de los síntomas del mal de altura. Estos son: cansancio, respiración agitada al realizar esfuerzo físico, dolor de cabeza e incluso náuseas.

Debido a la geografía del Camino Inca, los síntomas suelen ser más intensos en los dos primeros días y disminuir los dos últimos días.


Consejos para reducir los síntomas del mal de altura en el Camino Inca

Para prevenir el mal de altura en el Camino Inca se recomienda:

  • Aclimátese a la geografía de la ciudad del Cusco al menos 2 ó 3 días antes de realizar el Camino Inca. Así podrá realizar la caminata adaptado a la geografía montañosa y los síntomas del mal de altura se reducirán.
  • Ascienda la montaña gradualmente, descansando y siguiendo las indicaciones del guía turístico: dormir a una altura más baja y sobre todo, aprender a reconocer los primeros síntomas del mal de montaña.
  • Consulte, con su médico existen fármacos que pueden ayudarlo a acostumbrarse a mayores alturas.
  • Al escalar tome mucho líquido, evite el consumo de alcohol y consuma comidas ricas en carbohidratos.

La hoja de coca para calmar el mal de altura

Las hojas de coca son utilizadas en los Andes desde hace miles de años. Forman parte importante de la cultura alto-andina. Fue una de las fuentes alimenticias más importantes para la población que ha vivido y vive en los andes en la actualidad.

Cabe señalar que no es una droga alucinógena. La hoja de coca posee proteínas, vitaminas y minerales que la convierten en una excelente opción nutritiva con propiedades medicinales muy reconocidas y comprobadas. Por ello, su efecto analgésico ayuda a disminuir los síntomas del mal de altura, tales como dolor de cabeza y la fatiga.

No es cocaína, aunque las hojas de coca sean materia prima para hacer narcóticos. Los lugareños, la mastican y algunos turistas, que la han probado, la encuentran desagradable. Por ello se les recomienda beberla como té de coca. Las hojas de coca están disponibles en los mercados y supermercados del Cusco.

Finalmente, cabe señalar que la hoja de coca y su consumo, es legal en Perú porque no es una droga alucinógena.

Esta planta, no es adictiva y provee al organismo, diversos beneficios tales como:

  • Calma el mareo.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares.
  • Protege contra las caries.
  • Evita la obesidad.
  • Combate la depresión.
  • Trata enfermedades de las vías respiratorias como el asma y la bronquitis.
  • Regula la presión arterial.
  • Cura los problemas estomacales.
  • Controla la diabetes.
camino inca Machu Picchu

La hoja de coca


Información adicional sobre el mal de altura en el Camino Inca

  • Prepare su cuerpo y estado físico con anticipación. Si es posible deje de fumar.
  • Considere pasar por los menos 2 días en una ciudad a gran altura (como Cusco) antes de comenzar el Camino Inca.
  • Beba suficiente líquido (3 a 4 litros por día), especialmente agua caliente.
  • Evite tomar pastillas para dormir.
  • Evite el alcohol y las drogas, especialmente antes de realizar el Camino Inca.
  • Ingiera pequeñas porciones de comida para evitar tener el estómago vacío, (aun así no tenga apetito)
  • Evite el exceso de sal.
  • Si tiene síntomas de mal de altura debe descansar hasta sentirse mejor. No retome la caminata a menos que se haya recuperado completamente.

 

Por Inca Trail Machu Picchu - última actualización, 07-07-2021


Antes de emprender la aventura por los Caminos del Inca es necesario conocer ciertos detalles necesarios para disfrutar de la caminata en su plenitud.